Copador

El término Copador es la contracción de dos palabras: Copán-El Salvador, sugerido por vez primera por A.V. Kidder, refiriéndose a la localización regional de estos ejemplares cerámicos en la región centroamericana del periodo clásico. Para algunos especialistas esta cerámica era manufacturada en Copán y exportada a otras regiones, principalmente a El Salvador.

Se distribuye por sitios en el valle de Ulúa en Honduras hasta Chiquimulilla, Tiquisate y Motagua en Guatemala, extendiéndose hasta la zona centra y occidental de El Salvador.

La pasta es fina color crema y blanca, con superficies pintadas y bruñidas previa a la cocción. De este modo los Copadores se distinguen por poseer pasta blanca, decorada con pintura roja la cual contiene hematite especular y fondos crema y naranja crema. La pintura roja con hematite especular es una característica diagnostica de esta cerámica, la cual se desconoce su fuente o procedencia. El hematite especular, tal lo demuestran otros tipos cerámicos, como el Chalate Tallado, no es exclusivo de la cerámica Copador.

La pictografía mostrada en estos ejemplares puede verse similar a los tipos Arambala y Gualpopa de la misma época, con diferencias específicas en el detalle, lo cual puede ocasionar una fácil confusión de tipos. El Copador por lo general presenta escenas con figuras antropomorfas y bandas con frecuencias de figuras zoomorfas, así como pseudoglifos y figuras geométricas. Sus diseños por lo general son delineados de verde, negro o rojo, con rellenos verdes o rojos, en ocasiones se incluye una tonalidad aqua y naranja. Las vasijas decoradas utilizan un fondo naranja, naranja-crema, bayo o crema. Su decoración se representa generalmente tanto en el interior como en las paredes externas de las piezas.

1 2 3 4 5 6

Toxtli Museo Arqueológico de El Salvador - Derechos Reservados 2011 - Design by Gatz®